REVIVIR LOS OCÉANOS Ganador

Bahamas

Coral Vita

El calentamiento y la acidificación de los océanos destruirán más del 90 % de los arrecifes en 2050, una sentencia de muerte para la cuarta parte de la vida marina que los necesita para sobrevivir. También será un desastre para los mil millones de vidas humanas que dependen de los beneficios que proporcionan los arrecifes.

Un año después de que Sam Teicher y Gator Halpern pusieran en marcha la primera planta de Coral Vita en Gran Bahama, el huracán Dorian destruyó su granja de coral. La experiencia les hizo ver la magnitud de la emergencia climática y reforzó su decisión de proteger nuestros arrecifes.

Coral Vita, que cultiva corales en tierra para replantar en los océanos, da una nueva vida a los ecosistemas en peligro. Sus métodos consiguen que los corales crezcan hasta 50 veces más rápido que los métodos tradicionales y mejoran la resiliencia al impacto del cambio climático

Además de restaurar los arrecifes, Teicher y Halpern trabajan con las comunidades locales, los funcionarios públicos y las empresas privadas para mejorar la educación, crear nuevas perspectivas de trabajo y construir un modelo para inyectar más financiación en la protección del medio ambiente. Coral Vita da una nueva vida no solo a los océanos, sino también a las economías costeras.

Con los métodos de Coral Vita, una sola granja podría abastecer de coral a toda una nación, y en última instancia también prevén crear una red de granjas de este tipo en todos los países con presencia de arrecifes, activando una economía de restauración para preservar los ecosistemas que nos sostienen a todos. Ganar el premio les ayudaría a hacer realidad esta visión.

Más información

Nuestros Finalistas

Queremos reparar y preservar nuestros océanos para las futuras generaciones. Otorgaremos el Premio Earthshot a los esfuerzos más destacados para afrontar este desafío. Conozca a los Finalistas cuyas soluciones innovadoras nos ayudarán a conseguir este Earthshot.

REVIVIR LOS OCÉANOS Finalistas

USA

Pristine Seas

Los océanos abarcan el 70 % de la Tierra. Proporcionan alimentos a miles de millones de personas y más de la mitad del oxígeno que respiramos. Pero el devastador impacto humano está llevando a los océanos hacia un punto crítico más allá del cual puede que nunca nos recuperemos. Pristine Seas, un programa global de conservación de los océanos, lidera la lucha para evitar la catástrofe.

El proyecto fue fundado por el Dr. Enric Sala, Explorador Residente de National Geographic. Ex profesor universitario, Sala creció junto al mar Mediterráneo, donde pudo comprobar de primera mano la destrucción del mundo marino.

En 2008, Sala fundó Pristine Seas, que aúna a un equipo de científicos, cineastas y expertos en política, con el objetivo de proteger el 30 % de nuestros océanos en 2030. Ya ha producido más de 200 publicaciones científicas avaladas por expertos y 30 documentales para inspirar a los demás a actuar.

Hasta ahora, Pristine Seas ha ayudado a crear 24 reservas marinas en todo el mundo, una superficie que duplica el tamaño de la India. Pristine Seas aspira a liderar un movimiento global para proteger el 30 % de nuestros océanos en 2030. Ganar el Premio Earthshot permitiría escalar esta misión de conservación, impulsaría la visibilidad de los problemas de los océanos, ayudaría a educar a una nueva generación de líderes y transformaría las economías. Si Pristine Seas tiene éxito, nuestros océanos, y la vida que sustentan, pueden salvarse.

Más información

REVIVIR LOS OCÉANOS Finalistas

Australia

Living Seawalls

Con el aumento del nivel del mar, las defensas de hormigón contra las mareas ya rodean la mitad de las costas de las ciudades costeras. Pero estas defensas construidas artificialmente pueden resultar devastadoras para la vida marina. Living Seawalls, un proyecto fundado en el puerto de Sídney, lo está cambiando.  

Sídney, como ciudad costera, está especialmente expuesta al aumento del nivel del mar.. Por ello, las defensas marinas son una parte importante de la adaptación al cambio climático. Pero estas estructuras planas de hormigón carecen de refugio para muchos organismos marinos.   

Fundado en 2018, Living Seawalls, un programa de referencia del Instituto de Ciencias Marinas de Sídney, tiene una solución. Sus paneles de hábitats, instalados en las defensas marinas, formaciones naturales como pozas de mareas y raíces de manglares.  

Los paneles de Living Seawalls albergan un 36 % más de especies marinas que los muros de contención planos después de solo dos años. Ochenta y cinco especies ya se abren camino a la vida entre los paneles. Pero el proyecto no se limita a Sídney. Otras tres ciudades australianas y las costas de Gales, Gibraltar y Singapur han seguido su ejemplo.  

El fondo del Premio Earthshot serviría para apoyar  nuevas investigaciones, programas educativos y localizaciones por todo el globo. Sería la prueba viviente de que la vida marina y las ciudades costeras pueden prosperar al unísono.  

Más información
Royal Foundation